Cáncer de Mama

Cáncer de Mama

Se describen los síntomas del cáncer de mama, que en la mayoría de los casos se lo descubre la mujer cuando se hace el autoexamen mamario.

 

Cáncer de Mama

El cáncer de mama es el más frecuente en la mujer. El diagnóstico precoz permite realizar tratamientos, que tienen un porcentaje muy alto de éxitos; esto implica una gran responsabilidad del médico y también de la mujer. En el 85% de los casos el tumor, que es la forma más común en que aparece el cáncer de mama, es descubierta en forma accidental por la paciente cuando se viste o al higienizarse. A veces se retrasa la consulta por miedo, por razones educacionales, etc. Por eso es importante hacer campañas sanitarias para difundir la realización  del “autoexamen de la mama”  y la consulta periódica al médico, que ayudan a que se pueda combatir la enfermedad en los primeros estadíos.

 

 

Una vez que aparece el cáncer, la lucha para vencerlo comienza con la consulta ante el primer síntoma. En la actualidad el cáncer de mama puede curarse o transformarse en una enfermedad crónica con una expectativa de vida de muchos años, si es diagnosticado en forma temprana y se cumplen con los controles indicados por especialista.

 

Estructura de la Mama  

 

Las mamas están apoyadas sobre los músculos que recubren las costillas. En cada mama encontramos tejido graso y glandular; este último se agrupa en lóbulos, 15 a 20, que contienen en su interior lobulillos pequeños que producen leche. Esta sale de la mama hacia el exterior por medio de conductos, que van desde los lobulillos hacia el pezón.

 

La glándula mamaria contiene vasos linfáticos que desembocan en unas formaciones redondas, llamadas ganglios. Por eso vasos circula la linfa, líquido corporal que transporta bacterias y células cancerosas. Los ganglios se agrupan en la axila, por encima de la clavícula, detrás del esternón y en otras partes del cuerpo.

 

 

¿Qué es un cáncer de mama?

 

Es un tumor maligno, el más frecuente entre las mujeres y que produce el mayor número de muertes al año. El cáncer en términos generales se lo define como un crecimiento desordenado de células, que al agruparse forman un tumor (vale la pena aclarar que tumor es una masa anormal de tejido corporal, que no siempre es maligna; tumor no es sinónimo de cáncer). Estas células pueden invadir los tejidos vecinos o diseminarse a distancia, produciendo las metástasis.

 

¿Dónde puede formarse el cáncer de mama?

 

 

El cáncer de mama puede originarse en los conductos “carcinoma ductal”, que es la forma más frecuente, u originarse en las glándulas mamarias, “carcinoma lobulillar”.  Cuando el cáncer se desarrolla dentro de los lobulillos o de los conductos sin invadir el estroma, se lo llama “carcinoma in situ”.

 

 

Factores de Riesgo

 

A pesar de los avances de la medicina actual los médicos no pueden explicar porque hay mujeres que desarrollan un cáncer de mama y otras no. Lo que si se conoce que hay factores que aumentan las posibilidades de que una mujer tenga un cáncer de mama.

 

Edad: el cáncer de mama se desarrolla con mayor frecuencia en mujeres de 45 a 55años, con una media de 52 años.

 

  

Factores genéticos: en estos últimos años los estudios sobre la relación entre el cáncer de mama y los genes  (gen: unidad básica de herencia ubicada en los cromosomas), descubrieron que la alteración de determinados genes se relacionan con el desarrollo del cáncer de mama. Los genes que se encuentran alterados son el BCRA1 y el BRCA2.

 

Historia familiar de cáncer de mama: hay una incidencia mayor de cáncer de mama en las mujeres que tienen familiares de primer grado (madre, hermana, hija) con cáncer mamario. Hay que aclarar que sólo el 10% de los cánceres mamarios son hereditarios.

 

 

Menstruación: se encuentra con mayor frecuencia el desarrollo de un cáncer de mama en mujeres que tuvieron la primera menstruación antes de los 12 años, y la menopausia  después de los 55años.

 

 Embarazo: el cáncer de mama es más frecuente en mujeres que no han tenido hijos, pero el embarazo disminuye el riesgo de  tenerlo cuando ocurre antes de los 20 años.

 

 Lactancia: si bien la lactancia como protección en este cáncer es un tema que genera controversias, hay trabajos que demuestran que dar de mamar durante más de 3 meses disminuye el riesgo de tener un cáncer de mama.

 

 Peso: la obesidad, especialmente en mujeres posmenopáusicas, es un factor que aumenta el riesgo de desarrollar un cáncer de mama. Las mayores de 60 años que tienen 10 kg. de exceso de peso, tienen un 80% más de riesgo.

 

 Dieta: el consumo de grasas saturadas aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama lo mismo que  el bajo consumo de fibras.

 

Alcohol: la ingesta de dos copas de bebidas alcohólicas, vino, cerveza o licores parece aumentar la incidencia de cáncer de mama.

 

 Estilo de vida: las mujeres que llevan una vida sedentaria sin desarrollar actividad física, tienen más riesgo de tener un cáncer de mama. Se considera que realizar ejercicio durante seis horas por semana disminuye el riesgo de tener un cáncer de mama, especialmente si la actividad física se realiza entre los 14 a los 20 años.

 

 Factores psicológicos: como en todos los cánceres se ha encontrado que aquellas pacientes que desarrollan un cáncer de mama, los factores emocionales o las situaciones de estrés, modifican  su sistema inmunológico lo que favorecería la aparición del cáncer.

 

Tabaco: es conocido el efecto negativo que tiene el hábito de fumar sobre el cáncer.

 

 

¿Qué síntomas hacen sospechar que una mujer tiene un cáncer de mama?

 

Los signos y síntomas que hacen sospechar la presencia de un cáncer de mama son los siguientes:

 

1) Presencia de un bulto en el pecho, que generalmente es descubierto por la mujer en forma accidental al bañarse, y otras veces por el autoexamen mamario que se debe hacer una vez al mes.

2)  Retracción del pezón o de la aréola.

 

3) Derrame por el pezón, especialmente si es sanguinolento.

 

4) Alteraciones de la piel de la mama (ulceración, enrojecimiento, piel de naranja)

 

5) Aparición de una zona escamosa alrededor del pezón.

 

6) Ganglios duros en la axila.

 

Conviene aclarar que la aparición de algunos de estos síntomas no siempre son producidos por un cáncer de mama. Sí la mujer debe consultar lo antes posible con un médico, cuando descubre alguna anormalidad en sus mamas.

 

¿Por qué es importante el autoexamen mamario?

 

El cáncer de mama  cuando se encuentra en los primeros estadíos, no suele dar síntomas. Por este motivo es importante que sea la propia mujer quien busque cualquier cambio en sus mamas mediante el autoexamen. De esta forma se puede descubrir en forma temprana la enfermedad, lo que aumenta las posibilidades del éxito del tratamiento.

 

 

¿Cuál es la importancia de hacerse los chequeos mamarios?

 

El chequeo mamario es la mejor arma que tiene la medicina actual para prevenir el cáncer de mama, y  consiste en hacerse una revisación de las mamas con el especialista, completándose con una mamografía.

 

Actualmente se hace hincapié en el diagnóstico precoz del cáncer de mama porque aumenta las posibilidades de curación y permite realizar mayor cantidad de tratamientos que conservan la mama.

 

  

 

 

¿Que es una mamografía?

 

Es un método radiológico que utiliza rayosX de baja densidad para detectar zonas anormales en la mama, aún aquellas que no se pueden palpar con el examen clínico. La detección de lesiones pequeñas facilita el diagnóstico temprano del cáncer, lo que aumenta las posibilidades de sobrevida de las pacientes y da la posibilidad de aplicar tratamientos que permitan conservar la mama.

 

¿Qué otras pruebas se emplean para diagnosticar un cáncer de mama?

 

Además de la mamografía se puede usar la ecografía mamaria y la punción aspiraciónc

 

La ecografía se utiliza como complemento de la mamografía, para valorar o confirmar los datos que brinda la mamografía.

 

La PAAF es un procedimiento que consiste en punzar un quiste y aspirar su contenido, el material obtenido se envía al laboratorio para que mediante el estudio histológico, se confirme o descarte la presencia de células malignas.

  

 

La resonancia magnética se utiliza en algunos casos.

 

 

¿A qué edad debe comenzar la mujer a hacerse mamografías?

 

Las mujeres a partir de los 40 años deben hacerse un control clínico y una mamografía una vez por año. Si tiene factores de riesgo aumentados los controles debe comenzarlos

a los 35 años.

 

 

¿Qué es una biopsia?

 

La biopsia es un procedimiento por el que se obtiene material de un tejido sospechoso de tener alguna anormalidad, por ejemplo cáncer. Luego se analiza en el laboratorio, para descartar si algunas de  las células del tejido estudiado son malignas.

 

Es el único método que da la confirmación del diagnóstico de cáncer, y es imprescindible antes de iniciar cualquier forma de tratamiento.

 

¿Cuáles son los tratamientos del cáncer de mama?

 

El tratamiento del cáncer de mama es complejo. Para decidir que tratamiento es el más adecuado para cada paciente se toman en cuenta la clasificación clínica de su estado evolutivo.

 

Los especialistas clasifican el estadío del tumor de acuerdo a la clasificación de la Unión Internacional contra el Cáncer, que tiene en cuenta los siguientes indicadores:

 

 

1) Extensión del tumor. Se mide mediante el examen físico, y se usa la letra“T” para determinar el estadío según la extensión del tumor.

 

2) Presencia de ganglios en la axila. Se indica con la  letra“N” la presencia o no de ganglios.

 

3) La propagación del tumor a distancia. La letra“M” se usa para indicar si hay  metástasis.

 

El tratamiento abarca cuatro puntos:

 

a) Cirugía: este tratamiento puede hacerse extirpando el tumor, parte de la mama o la extirpación total de la mama. La tendencia actual es tratar de aplicar la cirugía conservadora, para realizar la mínima mutilación de la mama con lo que se obtienen mayores beneficios estéticos y psicológicos para la mujer.

 

b) Radioterapia

 

c) Quimioterapia: se utilizan medicamentos que evitan la reproducción de las células cancerosas, impidiendo que el cáncer se extienda a otros tejidos. La elección de la droga adecuada para cada paciente es realizada por el oncólogo, quien trabaja en conjunto con los profesionales que integran el equipo que trata a la mujer.

 

d) Hormonas: su acción puede ser 1) ablativa: inhibe la función de una glándula. 2) competitiva: ocupa el lugar en un receptor hormonal, evitando el efecto de la hormona normal; se los llama antiestrógenos.3) sustitutiva: se da una hormona o sus derivados, son los estrógenos, progestágenos y andrógenos.

 

Recuerde que se debe consultar al médico 1 o 2 veces al año.

 

Ante cualquier modificación en el aspecto de las mamas o cuando se toque un bulto al realizarse el autoexamen mamario, consulte lo antes posible al médico.

 

El cáncer de mama tiene una sobrevida del 96% cuando se detecta en forma temprana.

 

Bibliografía. Dr. Gori, Jorge – Dr. Lorusso, Antonio  - Ginecología de Gori – Editorial El Ateneo – 2ª edición

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Ver también:
 
comparte esta página en:

© Copyright 1999-2014 idoneos.com | Política de Privacidad