Enfermeddades Ginecológicas

Enfermeddades Ginecológicas

Las enfermedades ginecológicas son las que afectan el aparato genital de la mujer. Se previenen con el examen gineclógico periódico, con el estudio de Papanicolau y la colposcopía.

 

Enfermedades Ginecológicas

Las "enfermedades ginecológicas" son aquellas propias de la mujer, que afectan su aparato genital. Hay que aclarar que se excluyen las enfermedades que aparecen durante el embarazo, porque la gestación no es una enfermedad.

Si se hiciera una encuesta a las mujeres preguntando  sobre que opinan sobre las consultas ginecológicas, seguramente que la gran mayoría respondería  que no le resulta placentero, aunque sí necesario,  concurrir al ginecólogo.

Lo que se  recomienda a cualquier mujer es hacer una consulta anual con un ginecólogo, quien después de revisarla le indicará un estudio de Papanicolau , una colposcopía y un estudio mamario , con ecografía mamaria o mamografía, según la edad de la mujer. Estos estudios hechos en forma preventiva, es decir aún cuando la paciente no tiene ningún síntoma,  ayudan a detectar enfermedades en forma precoz. Pueden diagnosticarse desde una infección en el aparato genital femenino, hasta enfermedades más serias como el cáncer.

Las "enfermedades ginecológicas" dan diferentes síntomas como flujo, alteraciones del ciclo menstrual o ausencia de la menstruación (amenorrea ), picazón en los genitales externos, pérdida de orina en forma espontánea o con los esfuerzos, dolor antes o durante la menstruación, dolores en bajo vientre, aumento del vello, y así podíamos seguir nombrando muchos otros síntomas molestos para la mujer, que pueden llegar a perturbar su actividad cotidiana.

Pero no todas las "enfermedades ginecológicas" se manifiestan con síntomas, como por ejemplo ocurre con los condilomas planos que aparecen en el cuello del útero, producidos por el HPV o papilomavirus , que sólo se diagnostican haciendo una colposcopía. O pueden dar síntomas pero en forma tardía cuando la enfermedad está en una etapa avanzada, como el cáncer de ovario, por lo cual cuando se hace el diagnóstico el tratamiento que se aplica es más agresivo. Por este motivo es que se insiste en la consulta periódica al ginecólogo y la realización de los estudios que sirven para detectar la presencia de una "enfermedad ginecológica".

La mujer debe tomar conciencia de que la consulta ginecológica hecha por control o cuantas veces se lo indique su médico, ayuda a prevenir  y a curar las "enfermedades ginecológicas". Es decir que  debe cuidar su salud en forma conjunta con el médico, tratando de conocer su cuerpo, y  concurrir a la consulta ante cualquier cambio que observe en el mismo o cuando tenga algún síntoma de enfermedad, porque estos son signos de alarma que indican que algo anormal está pasando en el organismo femenino.

 

 
Ver también:
 

Suscríbete
¿Te agradó este sitio?
¿te resultó útil la información?
por favor comparte esta página en:

© Copyright 1999-2014 idoneos.com | Política de Privacidad | síguenos en: |