Ortorexia Nerviosa

Ortorexia Nerviosa

Se describe un trastorno alimentario en el que los pacientes se preocupan por el tipo de alimentos que ingieren, a diferencia de la anorexia nerviosa o la bulimia en los que se le da importancia a la cantidad de alimentos y al peso corporal.

Ortorexia Nerviosa

En la actualidad la medicina le da un gran valor a la alimentación sana, ya sea para prevenir o curar enfermedades. Sin embargo esta conducta puede transformarse en una obsesión , y entonces se convierte en un trastorno alimentario llamado “ortorexia nerviosa”.

El nombre deriva de los términos griegos “orthos” (significa recto) y “orexis” (significa correcto).

Este trastorno alimentario se está viendo en los países de Europa. La Asociación Suiza para la Alimentación considera que en su país, este trastorno está aumentando en forma significativa. También médicos españoles han hecho estudios sobre este nuevo trastorno, cuya característica es la obsesión por la calidad de la comida y no por la cantidad, como sucede en la anorexia nerviosa o la bulimia.

La “ortorexia nerviosa” fue descripta en 1977 por el Dr. Steve Bratman , médico naturista que observó en sus pacientes una preocupación exagerada respecto a la calidad de la comida, es decir que lo que comenzó como algo que podía curarlos o mejorarlos de una enfermedad, se transformó en un trastorno de la alimentación.

Características Conductuales

Los pacientes que sufren este trastorno elaboran sus propias reglas alimentarias, autoimponiéndose una dieta libre de grasas, consevantes o colorantes porque consideran que estos elementos la transforma en impura. El tener que comer en restaurans o fuera de su casa, les supone un problema porque no pueden cumplir con la dieta, lo que puede traerles problemas de relación social.

Características Psicológicas

Ejercen un gran autocontrol para seguir la dieta, pudiendo llegar a sentirse superiores, por la fuerza de voluntad que tienen para no consumir determinados alimentos. Sienten culpa cuando no cumplen la dieta, lo que los lleva a castigarse con una dieta estricta o bien con la abstinencia de alimentos. El consumo de grasas les produce miedo, pudiendo llegar a desarrollar fobias ante ciertas sustancias químicas (conservantes por ejemplo). Pueden tener una conducta obsesiva - compulsiva respecto al tipo de alimentos que ingieren. También se pueden presentar dependencia al tipo de alimentos, como aparece en los adictos a las drogas.

Manifestaciones clínicas

Producidas por el déficit de vitaminas: osteoporosis, anemia. Esto se produce porque dejan de comer alimentos esenciales porque creen que no son “puros”.

Diagnóstico

Son personas que emplean más de 3 hs. para organizar su dieta.

La alimentación sana les aumenta su autoestima.

Prefieren comer alimentos que consideran sanos, renunciando a comer alimentos que les gusta.

Se sienten culpables cuando se salen de la dieta.

No les gusta comer fuera de su casa para no salirse de la dieta.

Se aislan socialmente.

Sólo se sienten seguros cuando comen comida sana.

Tratamiento

Se trata de desterrar la obsesión por la comida sana, con un tratamiento psicológico. También debe intervenir especialistas en trastornos alimentarios, para ayudarlos a recuperarse en el desorden físico, incorporando a su dieta todo tipo de alimentos.

Esta información no reemplaza a la consulta personal con el médico.

 
Ver también:
 
comparte esta página en:

© Copyright 1999-2014 idoneos.com | Política de Privacidad