Lifting Facial

Se describe la técnica de una cirugía plástica, Lifting facial, que consiste en el estiramiento de la piel de la cara para subir los párpados, eliminar la papada o rellenar los labios. El objetivo de esta cirugía es recuperar el aspecto joven de la zona de la cara y el cuello.

  • Lifting Facial

A medida que pasan los años tanto hombres como mujeres, cuando se miran al espejo ven que los rasgos de su cara son más gruesos, en ocasiones muy parecidos a los que vimos en nuestros padres o familiares mayores. El paso del tiempo se refleja en la piel que se adelgaza, perdiendo elasticidad, también aparecen líneas que son producto del daño producido por el sol. La cara va adquiriendo un aspecto de cansancio, producto de las arruguitas sobre los labios y la acentuación de los surcos que corren entre la nariz y el mentón. También los párpados delatan el paso de los años porque se caen y en algunos casos hasta dificultan la visión lateral.

Si bien estos cambios son provocados por el proceso natural del paso de la etapa de la madurez al envejecimiento, no todas las personas lo aceptan fácilmente, y al mirarse al espejo se ven mal porque su aspecto físico no coincide con su espíritu joven. El "Lifting Facial" ayuda en estos casos a recuperar el aspecto lozano del rostro, y cuando uno se mira al espejo la imagen que se ve reflejada  será la de una cara más descansada y con aspecto más joven. Lo que no elimina esta operación son las arrugas finas ni las imperfecciones de la piel.

El "Lifting Facial" o estiramiento facial ayuda a quien se lo realiza a mejorar su autoestima, porque sus facciones tendrán un aspecto más joven, pero no hará que su vitalidad sea la misma de su juventud. Por este motivo es importante antes de hacerse  este tipo de cirugía, charlar con el cirujano elegido sobre las expectativas que tiene el paciente sobre los cambios que se obtienen con un "Lifting"

  • Preparación para la cirugía

El cirujano hace una evaluación de la cara del paciente para ver primero lo que se desea corregir, la elasticidad de la piel y la estructura ósea. También hablará sobre las expectativas que tiene respecto a los cambios que obtendrá con la cirugía.

Es importante la evaluación clínica del paciente para saber si tiene enfermedades que pueden producir complicaciones en el postoperatorio (hipertensión, diabetes, etc.).

El profesional tendrá en cuenta los hábitos del paciente como el tabaquismo, que altera la cicatrización, los medicamentos que toma como la aspirina que tiene efecto anticoagulante.

Cuando el paciente está decidido a operarse se le explica donde se internará, la técnica y la anestesia a utilizar, los riesgos que tiene la cirugía y el costo de la misma. A su vez el paciente le preguntará al profesional sobre todas las dudas que tenga relacionadas con  la operación.  

Zonas que pueden mejorar con un Lifting

Frente, cejas y ojos: cuando se realiza un Lifting en la zona de la frente, generalmente se combina con una cirugía de los párpados, dando un aspecto más juvenil a la mirada.

Pómulos: el Lifting logra un rostro más joven elevando la grasa y los tejidos del pómulo.

Boca y labios: el paso del tiempo produce el descenso de la boca y la aparición de arrugas verticales. Con el Lifting se puede rellenar las arrugas y aumentar el volumen de los labios.

Cuello: con los años se va borrando el límite entre el cuello y la mandíbula. El Lifting logra eliminar la papada o corregir el llamado "cuello de pavo", que se manifiesta con la aparición de líneas verticales producto del descenso muscular y de la piel de la zona del cuello.

Técnica del "Lifting Facial"

El "Lifting Facial es una cirugía que dura varias horas, y generalmente se realiza con anestesia general. Se comienza haciendo una incisión a los lados de la frente, cerca de la implantación de pelo, y se continúa por delante o sobre el cartílago de la oreja para seguir debajo del lóbulo y terminar en la parte superior del cuello, por detrás de la oreja. Con frecuencia se hace una incisión debajo del mentón.

El cirujano aspira la grasa, una vez que separó la piel del tejido adiposo, para mejorar el contorno. Después tensa el músculo y reseca el excedente de piel. Una vez que se termina de suturar, se coloca un vendaje compresivo y cuando es necesario un tubo delgado para drenar el líquido que se puede acumular en la zona operada. Generalmente el Lifting no produce gran dolor, pero sí un lagrimeo e hinchazón de los ojos, que puede ser molesto; éstos desparecen dentro de las24 a 48 hs. después de la cirugía. Se deja internado al paciente durante 1 o 2 días.

Postoperatorio

Los vendajes se retiran a los cinco días después de la cirugía, aunque hay cirujanos que los retiran antes. En cuanto a las suturas se dejan 5 a 7 días y en algunos casos se sacan a las 2 semanas.

Los moretones y la hinchazón de la cara van desapareciendo de a poco, hasta desaparecer generalmente a las 3 semanas.

La zona operada puede perder sensibilidad, que se recupera en algunas semanas o meses.

El cuidado postoperatorio de las cicatrices es importante porque reduce su apariencia. Se aconseja aplicar cremas con siliconas y usar factores de protección solar.

El resultado final del "Lifting Facial" se observa dentro de los 3 a 4 meses después de retirados los puntos.

El efecto del "Lifting Facial" dura entre 5 a 10 años, y hay personas que se vuelven a operarse después de ese tiempo, porque el paso de los años continúa a pesar de haberse realizado un estiramiento facial.

Bibliografía: Dr. Vidal, Pedro - Manual de Cirugía Plástica - Editorial Origo

Fuente: Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

www.sacper.org.ar

Búsqueda personalizada
INICIO