Bronquitis

La bronquitis es una enfermedad respiratoria. Aparece cuando se inflaman los bronquios, la mayoría de los casos como consecuencia de una infección viral. Entre los síntomas puede producir tos, fiebre, silbido en el pecho. Se presenta en forma aguda o crónica. El tratamiento indicado es con antibióticos y en algunos casos broncodilatadores.

  • Bronquitis

La bronquitis es una enfermedad respiratoria que se produce por una inflamación de los bronquios, generalmente después de tener una infección viral. Puede durar unos pocos días. Si la bronquitis se repite varias veces en un año se transforma en “crónica”.

Causas: pueden producirla las infecciones por virus o las bacterias.

Bronquitis aguda: suele durar entre 8 a 10 días, aunque después el paciente tenga durante unas semanas tos seca.

Bronquitis crónica: dura más tiempo que la forma simple y se puede presentar como:

a)      Bronquitis crónica simple: los pacientes tienen tos con secreción después de una exposición leve a factores que irritan los bronquios. La producción excesiva de moco se presenta casi todos lo días por lo menos tres veces al año a lo largo de dos o más años sucesivos.

b)      Bronquitis espasmódica: la inflamación de los bronquios produce contracción del músculo liso que rodea a esta parte del aparato respiratorio, produciendo obstrucción de las vías respiratorias y como consecuencia hay menos entrada de aire a los pulmones.

c)       Bronquiolitis: se produce como consecuencia de una infección, generalmente viral. Se inflaman la parte más pequeña de los bronquios, llamados bronquiolos, y es común en los bebés o en los niños chicos menores de 2 años. La pueden tener los adultos fumadores, y aunque el pronóstico es bueno en algunos casos queda una fibrosis crónica pulmonar.

Las personas que tienen más riesgo de tener bronquitis son:

Enfermos cardíacos

Ancianos, niños y bebés

Trabajadores que están expuestos a sustancias irritantes (mineros, fábricas textiles)

Fumadores

Personas con antecedente de enfermedades pulmonares

Síntomas

Tos con moco, que cuando es verdoso-amarillento es producido por una infección bacteriana

Fiebre no muy alta

Decaimiento

Molestias en el pecho

Dificultad leve para respirar

Sibilancias que escucha el médico cuando revisa al paciente

Tratamiento

Cuando la bronquitis es producida por bacterias se la trata con antibióticos, generalmente amoxicilina sola o con ácido clavulánico, durante ocho a diez días. En los casos que el paciente tenga broncoespasmo se indican broncodilatadores, para relajar los músculos que rodean a los bronquios y permitir la entrada de aire a los pulmones. En los casos de infecciones virales los antibióticos no tienen efecto.

En todos los casos se debe consultar al médico antes de utilizar cualquier medicación.

Referencia bibliográfica: Cecil – Tratado de Medicina Interna – Vol. I – Editorial Mc Graw- Hill Interamericana – 20 edición

Búsqueda personalizada
INICIO