Actividad Física

Se aconseja la actividad física adecuada para la etapa menopáusica.

Menopausia y ejercicio

En la actualidad está demostrado que el desarrollo de actividad física en forma regular, es una manera simple y eficaz de mantener un buen estado de salud. Durante la etapa menopáusica es importante hacer alguna actividad regularmente, ya que la mujer tendrá menos estrés y síntomas menopáusicos. También la protegerá de la pérdida de hueso (osteoporosis), de las enfermedades del corazón (infarto de miocardio, hipertensión arterial), de las dislipidemias (alteración del metabolismo del colesterol), así mismo la ayudar a mantener su peso, ya que en la mujer menopáusica tiene tendencia al aumento de este último.

La actividad física se debe realizar en forma regular. Se aconseja iniciarla en forma progresiva, teniendo en cuenta las preferencias de la mujer, sus habilidades y condiciones físicas.

Las actividades recomendadas son: caminar (30 minutos diarios en lo posible, o como mínimo 3 veces por semana) nadar, andar en bicicleta.

También son buenos los ejercicios de estiramiento muscular, que involucra a los músculos de los miembros superiores e inferiores, abdomen y músculos de la espalda.

El adiestramiento de la flexibilidad muscular ayuda a prevenir la calidad del músculo y las caídas, que son un factor de riesgo para las fracturas de los huesos.

Lo que tenemos que tener en cuenta al decidir que tipo de ejercicio queremos realizar, es que no se necesita ser un atleta experimentado, sino que alcanza con tener constancia, y saber valorar nuestras capacidades combinadas con nuestras preferencias por determinada actividad. Es siempre conveniente consultar con el médico para que nos aconseje que tipo de actividad física nos convenga, según nuestras condiciones de salud.