Dieta

Se recomienda la alimentación adecuada para la prevención y tratamiento de las enfermedades relacionadas con el estado menopáusico.

Menopausia:¿qué alimentos se aconsejan?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta, es que la menopausia no es una enfermedad, pero que como consecuencia de la disminución de la secreción de estrógenos, secundaria a la declinación de la función ovárica, pueden presentarse enfermedades como la osteoporosis, (hay disminución de la masa ósea, con deterioro de la calidad del hueso y aumento del riesgo de fracturas), dislipidemias(aumento del colesterol) o sobrepeso (riesgo de obesidad).

La alimentación en esta etapa debe apuntar a prevenir o corregir estas tres situaciones

Osteoporosis

La mujer debe ingerir una dieta rica en calcio, ya que para prevenir y tratar la enfermedad osteoporótica se deben mantener niveles adecuados de calcio. Este elemento lo encontramos en los lácteos principalmente (leche y sus derivados). Así mejorará la calidad del hueso, y disminuirá el riesgo de fractura (especialmente en la columna vertebral y en la cadera femoral, lugares donde es más frecuente que se produzcan estas lesiones).

Requerimiento de calcio diario (recomendado por el Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos)

Mujeres hasta 50 años 1000mg

(Mujeres posmenopáusicas 1500mg (sin terapia de reemplazo hormonal)

Mujeres posmenopáusicas 1000mg (con terapia de reemplazo hormonal)

Vitamina D

El aporte de vitamia D en dosis adecuadas ayuda a la absorción de calcio en el intestino, por lo que también interviene en la prevención de la osteporosis. Los alimentos que la contienen son el hígado y los llamados pescados azules (salmón, caballa y sardinas). En algunos casos habrá que dar suplementos con esta vitamina, para evitar o tratar la enfermedad osteoporótica.

Requerimiento diario de vitamina D

Mujeres hasta 50 años 400mg

Mujeres mayores de 50 años 800mg

Dislipidemias:

Nos referimos con este término a la alteración del metabolismo del colesterol. Éste se altera en la menopausia como consecuencia de la disminución de los estrógenos, los que protegerían a la mujer de esta alteración. Existen dos tipos de colesterol: LDL (lipoproteínas de baja densidad), llamado comúnmente colesterol malo, porque se adhiere a las paredes de las arterias formando placas, obstruyéndolas, lo que puede producir un infarto agudo de miocardio. El otro colesterol llamado HDL (lipoproteínas de alta densidad) protege de las enfermedades cardiovasculares. El realizar una dieta baja en grasas ayuda, tanto en la etapa premenopáusica como en la menopausia, a disminuir los niveles de colesterol en sangre y por lo tanto a reducir el riesgo de enfermedad cardiaca.

Sobrepeso

Se lo relaciona con la disminución del gasto metabólico que comienza a tener la mujer a partir de los 40 años aproximadamente, más que con el descenso del nivel de estrógenos o los tratamientos hormonales. Para mantener su peso las mujeres tendrán que consumir menos calorías en su dieta, por la reducción de su metabolismo. Lo aconsejable es consultar con un especialista para que indique una dieta según la contextura física y la actividad de la mujer. También es conveniente realizar alguna actividad física en forma regular. De esa manera se mantendrá el peso adecuado, ayudando a la prevención de la obesidad.

Ejemplo de dieta diaria

Leche 250 cm3 Yogur descremado 175gr Cereales 30gr Vegetales Fruta Pescado Carne vacuna 50 a 100gr

Esta dieta se aconseja complementarla con actividad física, y 10 minutos de exposición solar, en los horarios permitidos y si es necesario con protectores dermatológicos, para mejorar la absorción de la vitamina D. Tal vez sea el ginecólogo quien pueda orientar a la mujer sobre que especialista le conviene consultar, según el factor de riesgo que haya que corregir, o la enfermedad a tratar.