Alcohol y Embarazo

Se describen los efectos negativos de la ingesta de alcohol durante el embarazo, pudiendo presentarse el síndrome alcohólico fetal cuando se bebe en exceso.
buscar libros y productos relacionados

Alcohol y embarazo

El alcohol no sólo es peligroso por su toxicidad sobre el organismo fetal, ya que atraviesa la placenta y llega hasta el feto, sino también porque se opone a la acción del ácido fólico y por el déficit nutricional que produce.

A las mujeres que consumen cantidades importantes de alcohol durante el embarazo, se las incluye dentro del grupo de “riesgo nutricional”.,

La gran mayoría de las mujeres saben que tomar cantidades importantes de alcohol es perjudicial para la salud del bebé, porque afecta su desarrollo. Pero no son conscientes de que beber en forma moderada, y aún escasa, puede producir alteraciones en el organismo fetal.

Es una sustancia que llega al feto a través de la placenta, y como el cuerpo del bebé no está totalmente desarrollado el alcohol tarda más en metabolizarse, por lo que la alcoholemia fetal será mayor que en la madre, corriendo más riesgo el desarrollo fetal por los niveles altos de alcohol.

Se ha comprobado que las embarazadas que consumen alcohol tienen más posibilidades de tener abortos espontáneos, niños con bajo peso al nacer y mayor riesgo de muerte fetal intraútero.

En mujeres que previamente al embarazo son adictas al alcohol, y que continúan bebiendo durante su gestación, puede presentarse en el bebé el llamado “Síndrome alcohólico fetal” con el característico desarrollo de la cara (cara con ojos pequeños, labio superior delgado, sin el surco de la piel entre la nariz y el labio superior), escaso desarrollo del peso y de la estatura, pudiendo presentarse retraso mental.

El alcohol ingerido por la madre puede tener consecuencias sobre la motricidad del hijo, así como alteraciones emocionales y de comportamiento, falta de concentración y problemas en el sueño. El desarrollo del corazón fetal puede verse afectado, siendo más pequeño que lo normal.

Las mujeres que desean quedar embarazadas deberían cuidarse con la ingesta de alcohol, y una vez confirmado el embarazo dejar de consumirlo, ya que de esa forma están protegiendo a su bebé.

.

Búsqueda personalizada
INICIO