Horario para Amamantar ( Libre Demanda)

Se describe la forma de fijar los horarios para amamantar. En la actualidad se aconseja la libre demanda, es decir que no se da el pecho a horarios fijos, sino cuando el bebé tiene hambre.

  • Horario para amamantar (libre demanda)

Una de las dudas que suelen tener las madres, especialmente si son primerizas, es cada cuanto tiempo tienen que poner a su bebé al pecho. Lo primero que hay que tener en cuenta para determinar el tiempo que debe durar cada mamada es que eso depende de cada bebé, y cuando se lo pone al pecho se debe dejar el reloj de lado. Seguramente cuando el niño esté satisfecho dejará de succionar.

Como orientación para las mamás se calcula que el bebé succiona entre 10 a 15 minutos de cada pecho. Otra forma de darse cuenta si el tiempo de la mamada es el adecuado es por la dureza del pecho, cuando éste se pone blando seguramente el bebé ya comió lo suficiente. Hay madres que prefieren dar de mamar de un solo pecho por mamada, durante 20 a 25 minutos, en este caso el bebé se alimenta con la última leche que produce la glándula mamaria que es más rica en grasa.

En la actualidad la experiencia ha demostrado que dar de mamar con un horario fijo no da tan buenos resultados como el "amamantamiento a demanda", porque el bebé no toma la misma cantidad de leche en cada mamada.

Los bebés que se alimentan a "libre demanda", es decir sin un horario rígido, tienen un mejor crecimiento porque el contenido de grasa de la leche materna aumenta con la frecuencia de las mamadas.

En cuanto a las madres, el dar de mamar más seguido evita la retención de leche, disminuye el dolor de los pezones y previene las infecciones de la mama.

Para saber cuando el bebé tiene hambre hay que aprender a descubrir las señales con que el lactante manifiesta que es hora de ponerlo al pecho. Su hijo necesita mamar cuando dormido se chupa el dedo o se mueve, y cuando está despierto lloriquea, se lo nota inquieto o se queja. No hay que esperar a que el bebé llore a gritos para ponerlo al pecho, porque en ese caso se prenderá mal al pecho y el amamantamiento será dificultoso. La gran mayoría de los bebés deben ser amamantados 8 a 12 veces por día., cuando tienen pocas semanas de vida.

La mejor forma de determinar cada cuanto tiempo tiene que comer el bebé, es dejarse guiar por el instinto de la madre para conocer las señales de satisfacción o de hambre que tenga el hijo. En caso de dudas conviene consultar con el pediatra, quien seguramente al controlar el peso del bebé se dará cuenta si el niño está bien alimentado.

Bibliografía: Beccar Varela, Carlos - El arte de amantar a su hijo- Editoriales Macchi- 10 ° edición

Búsqueda personalizada
INICIO