Melanoma

Se descibe un cáncer de piel que aparece en los melanocitos de los lunares. Si se lo diagnostica precozmente tiene cura. se deb consultar cuando un lunar cambia la forma, el tamaño, su color o se vuelve asimétrico. Es un cáncer que diagnosticado precozmente tiene cura.

Melanoma

Es un cáncer de piel que se tiene su origen en los “melanocitos”, células que le dan color a la piel. Lo primero que llama la atención cuando es el cambio en el aspecto que sufren los lunares, o bien pueden aparecer otros nuevos.

Cambios que hay que vigilar cuando se tienen lunares:

Tamaño: lo más común es que aumente el tamaño

Bordes: son irregulares o se borran

Color: no es el mismo en toda la superficie del lunar. Puede ser negro hasta marrón claro

Forma: presenta asimetría en sus dos mitades

Medidas de prevención

No exponerse al sol sin protectores solares y respetar los horarios (evitar exponerse al sol entre las 10 hs y las 16 hs)

No usar camas solares

Usar lentes oscuros cuando se está al sol

Controlar si hay cambios en los lunares que se tienen o aparecen otros nuevos

El “melanoma” es un cáncer que se diagnóstica fácilmente, por lo que es importante la consulta precoz ante algún signo de alarma.

Este tipo de cáncer, si bien es el más grave de los cánceres de la piel, si se lo trata inmediatamente de diagnosticado tiene cura. Se puede complicar cuando se propaga debajo de la piel y afecta a otros tejidos, lo que hace más difícil controlarlo.

Recordar la importancia de la consulta temprana al dermatólogo cuando se nota algún cambio en un lunar o aparece uno nuevo.