Piel

La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano. está formada por tres capas, llamadas de afuera hacia adentro epidermis, dermis e hipodermis. Cumple funciones de protección ( por ejemplo de las radiaciones solares), recibe estímulos sensoriales como el frío o el calor, tiene funciones inmunitarias e interviene en la ragulación de la temperatura. Entre las enfermedades de la piel se encuentran los eccemas, las dermatitis, la celulitis, etc.

  • Piel

La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano. Cumple funciones importantes para la salud, por lo que se la debe cuidar correctamente y en forma permanente. Todos los días la piel está expuesta a fenómenos externos como el sol, el humo del cigarrillo, el viento, el frío, etc.,  que la deterioran o debilitan. También hay considerar que en la piel se reflejan problemas internos del organismo, como por ejemplo la falta de hormona tiroidea que seca la piel. La calidad de la alimentación, las horas de sueño o de vigilia influyen en la calidad de la piel.

Funciones de la piel

1)      Protección: la piel protege de la luz ultravioleta,  de productos químicos y físicos. Evita la agresión de los agentes infecciosos.

2)      Recibe los estímulos sensoriales, como el frío, el calor, etc.

3)      Cumple funciones inmunitarias.

4)      Regula la temperatura del cuerpo.

Estructura anatómica

La piel está formada por dos capas dependientes una de otra, una externa llamada “epidermis” y otra interna “dermis”. Ambas se apoyan sobre el tejido subcutáneo, “hipodermis”, que contiene grasa.

Epidermis: es la capa externa de la piel.

Dermis: esta capa está ubicada debajo de la epidermis y es de mayor espesor.

Hipodermis: esta capa está formada por la grasa subcutánea, llamada “panículo adiposo.

De la piel dependen los anexos cutáneos, formados por los pelos, las uñas,  las glándulas sebáceas y sudoríparas.

Las sensaciones de tacto, dolor, calor y frío llegan al cuerpo por pequeños órganos ubicados en la dermis.

Las enfermedades  que se pueden encontrar en la piel pueden ser dermatitis (inflamación), eccemas, acné, herpes (infección por virus), micosis (infección por hongos), urticarias (ronchas con piel colorada) y eritemas ( lesiones rojizas en la piel). Todas son estudiadas por la especialidad médica llamada “Dermatología”.  En el caso de las cicatrices, las estrías, las secuelas de quemaduras, la extracción de tatuajes, la reducción de cicatrices, los quistes y manchas de la piel se pueden aplicar técnicas de cirugía plástica. El cáncer de piel más agresivo es el melanoma, pero cuando se diagnostica en etapas tempranas puede curarse.

Las hormonas influyen en la piel. El hombre por efecto de la testosterona tiene la piel más gruesa y con más grasa. Cuando falta hormona tiroidea la piel es seca y con el exceso de corticoides producidos por la glándula suprarrenal aparecen las estrías.

Bibliografía: Dr. Vidal Pedro – Manual de Cirugía Plástica – editorial Origo 2004

Tratado de Medicina Interna Cecil Vol. II  editorial Mc Graw – Hill Interamericana