Cirugía Plástica ( Estética)

S e describe las caractrísticas de la cirugía plástica, que comprende las operaciones de estética y reparadora.Las operaciones que se pueden realizar son el agrandamiento mamario, la liposucción, la reconstrucción mamaria, la corrección de malformaciones congénitas, etc.

La decisión de someterse a una cirugía plástica es algo personal, pero puede haber factores  externos que  influyen en la toma de esta decisión. La moda actual de exponer mucho las diferentes partes del cuerpo, es un factor externo que influye en la determinación de someterse a una cirugía plástica. En algunas personas las huellas que deja el paso del tiempo en su cara, el tamaño de las mamas en las mujeres o la forma de la nariz les produce sentimientos de inseguridad, y esto también pesa a la hora de  consultar con un cirujano plástico para corregir algo el aspecto externo del cuerpo o del rostro.

Cuando nos referimos a la "cirugía plástica" hablamos de  operaciones que se hacen para restablecer y/ o mejorar la función de una parte del cuerpo  alterada por un accidente o por un defecto congénito. También incluye las intervenciones quirúrgicas que se realizan  para mejorar el aspecto estético de una persona sana, o de pacientes que tienen un defecto que altera su aspecto físico.

Conviene marcar la diferencia entre la cirugía plástica reparadora y la cirugía plástica estética, aunque a veces en la práctica no se puede hacer una diferencia tan marcada entre una y otra.

La cirugía reparadora se realiza para corregir alteraciones del cuerpo causadas por accidentes, quemaduras, tumores de piel o enfermedades congénitas, es decir que son personas con alguna enfermedad, con secuelas o alteraciones funcionales.

La cirugía plástica estética se realiza a personas sanas, que por algún motivo no están conformes con el aspecto externo de alguna parte de su cuerpo, lo que  les puede producir un sentimiento negativo en su autoestima. Es importante que una persona que decide someterse a una cirugía plástica esté informada sobre las limitaciones que pueden tener este tipo de cirugías, cuyo éxito no sólo dependen de la profesionalidad del cirujano plástico, sino también de la capacidad individual que tienen los tejidos para cicatrizar. Tampoco se debe olvidar que esa persona se está sometiendo a un acto quirúrgico, que tiene complicaciones como cualquier cirugía.

Este tipo de cirugía tiene un bajo índice de complicaciones porque la duración de la anestesia es corta y no se necesita abrir cavidades como el abdomen, el cráneo o el tórax.

En algunos casos la persona que se somete a una cirugía plástica necesita apoyo psicológico, porque en el pos operatorio  puede presentarse un sentimiento de decaimiento. Esto se debe a que  si bien el paciente desea intensamente el cambio que le produce la cirugía en su cara o en su cuerpo, esa transformación puede provocarle un impacto emocional, ya que su cerebro también debe adaptarse a la nueva imagen corporal.

Muchas veces el paciente concurre a la consulta con la idea casi mágica de que el cambio en su aspecto externo le solucionará problemas internos, como sentimientos de inseguridad o baja autoestima, por este motivo es importante la elección de un profesional con el que se pueda establecer un buen vínculo que permita el diálogo con el paciente. Es el cirujano quien  evalúa que tipo de operación le conviene al paciente de acuerdo con sus características físicas, le explica las complicaciones que puedan surgir en el pos operatorio y el costo económico de la operación.

Las intervenciones que se pueden hacer son las siguientes:

Abdominoplastia: se quita grasa y el exceso de piel del abdomen, para dejarlo más plano y firme.

Otoplastia: corrige las deformidades de las orejas.

Blefaroplastia: se realiza la cirugía sobre los párpados, para que el rostro recupere el aspecto joven.

Rinoplastia: cirugía plástica que corrige el aspecto y la forma de la nariz.

Plástica de mamas: se puede corregir la ginecomastia (desarrollo anormal y excesivo de la glándula mamaria en los hombres) , colocar prótesis para aumentar el volumen mamario o hacer una reducción mamaria, para disminuir el tamaño de las mamas. En pacientes a las que se saca una mama por un cáncer (mastectomía), se puede reconstruir la mama.

Liposucción: se aplica en pacientes que tienen un exceso de grasa en una parte del cuerpo, que no puede reducirse con dietas o ejercicios.

Gluteoplastia: se realiza la cirugía para levantar o aumentar el volumen de los glúteos.

Aplicación de toxina botulínica: la toxina botulínica produce el estímulo del nervio, lo que hace que el músculo se contraiga desapareciendo las arrugas. Botox es el nombre comercial de esta sustancia.

Es importante recordar que cuando se decide someterse a una operación de cirugía plástica  se debe consultar con un cirujano especialista en Cirugía Plástica Estética y Reparadora.

Búsqueda personalizada
INICIO